La paradoja del poder

Te has encontrado alguna vez en una lucha de poder con tu hijo?

Para ganar en una lucha de poder es mejor no gritarle o amenazarle exageradamente sino mantener la calma. Ser demasiado emocional, pelearse o intentar controlar el comportamiento del niño empeora las luchas de poder . La mejor manera de ganar una lucha de poder con su niño es evitándola. Esto puede conseguirse en parte anticipando los problemas y conflictos, y teniendo estrategias ya elaboradas para tratar con ellos.

Algunas veces la mejor solución para un conflicto consiste en exponer su postura y después alejarse.

Es importante estar alerta a las causas de su enfado y la tendencia repetida a entrar en conflicto con los demás, si se hacen crónicos debería buscarse la ayuda de un profesional. Algunos niños que suelen estar enfadados periódicamente pueden estar desplazando sus preocupaciones por problemas con los amigos, en el colegio o con algún miembro de la familia o la existencia de un problema emocional.

Por último, los padres deberían tener siempre presente que son los modelos que imitar. Sí utilizan el enfado y la agresión para tratar sus conflictos y disputas, los niños también lo harán. Ellos aprenden de observarle a usted.




(051) 2312191

©2020 by Casa Hogar Santa Faustina. Proudly created with Wix.com